Abandono las redes sociales

Una vez mas se ha vuelto a abrir el debate sobre políticos, empresarios, directivos o personas muy populares que abandonan twitter o las redes sociales al completo, comunicándolo en las mismas cuentas y en muchos casos precedidos de una gran polémica previa, y por supuesto posterior.

Y hoy quiero hablar un poco sobre este tema porque tiene cosas interesantes a las que prestar atención, os pido disculpas por lo extenso de este post pero no puedo reducirlo sin dejar temas importantes sin afrontar antes de las conclusiones.

anonimoTodos sabemos que las redes sociales están abiertas a que cualquiera pueda acceder a crearse una cuenta, y esto es tan cierto que muchos lo hacen creando cuentas anónimas y escondiendo sus identidades, lo cual no critico porque hay muchos motivos para hacerlo y cada uno es libre para definir su estrategia como mejor le parezca.

Estos perfiles anónimos pueden ser creados con diferentes enfoques, unas veces para poder expresarse libremente con muchas ideas o conceptos que se quiere decir pero que no se quiere que nadie sepa que son ideas suyas; otros son para probar estrategias o herramientas entre los que nos dedicamos a este mundo digital y que si tiene consecuencias negativas no las tenga en su cuenta personal o de empresa; y por supuesto algunos lo hacen para poder trolear a otros sin que sepan que es él o ella quien lo realiza, entre otros ejemplos.

Y el resto utilizamos perfiles personales o de marca que nos representan, tanto en la imagen que transmitimos como en la forma y fondo de lo que decimos, y aquí es donde empieza lo peliagudo, ya que cuando somos un usuario de la calle, nuestras palabras en cualquier red social nos representan a nosotros pero no tienen mas trascendencia digamos lo que digamos, a excepción de que saltemos por encima de la ley que eso ya sabemos a donde puede llevarnos, pero cuando tenemos una empresa esto empieza a tener otros matices y me voy a explicar.

Por ejemplo, si yo vendo aspiradores marca Pepe y tengo clientes que me siguen en redes sociales en mi cuenta personal y saben que esa es mi empresa, cuando hago comentarios en redes sociales, principalmente en twitter, sobre una ideología política de cualquier color y me muestro fuerte y radical en mis planteamientos, me estoy posicionando hacia ese color. colores-1Por tanto, habrá clientes que tengan esa misma ideología y otros muchos que tengan otras diferentes e incluso enfrentadas directamente, por lo que es posible que algunos dejen de comprarme porque yo soy de otro signo ideológico y no quieren comprar a una empresa dirigida por alguien que defiende modelos e ideas contrarias a las suyas.

Y esto pasa principalmente con la temática política pero no solo, ya que hay otras anexas de igual trascendencia, como es el concepto social; la inmigración; la religión; todo lo referente al mundo laboral como condiciones, tipos de contratos, recortes salariales, llevarse producción a países de menor coste salarial; el tema futbolísitico; el concepto de igualdad entre sexos; el aborto; y muchos otros. Pero como es mi empresa puedo decidir hacerlo a pesar de que pueda ocurrir eso, y por tanto yo decido asumir o no esas consecuencias y con ello las posibles pérdidas de ventas, o decido no abordar ese tipo de temáticas para evitarlo.

Y ahora viene el paso siguiente. Si soy un directivo o empleado de una empresa ¿tengo derecho a poder expresarme libremente en todas esas temáticas? ¿Y si esa empresa es multinacional, tiene miles o millones de seguidores y mi puesto es notoriamente conocido como directivo de dicha marca? ¿Mis opiniones personales pueden afectar a la imagen de dicha marca? ¿Y a las ventas? ¿Pueden generar algún tipo de animadversión hacia los productos que tenemos en el mercado?

Ya se que muchos estáis pensando, y estoy de acuerdo en ello como concepto básico sobre el que edificamos la sociedad, que la libertad de expresión personal debe estar por encima de todo, que si pongo en mis perfiles que mis opiniones me representan a mi como persona y nada tienen que ver con mi empresa eso debe respetarse, pero pongámonos en el otro lado, si la empresa fuera mía y tuviera un directivo cuyos tweets afectaran directamente a la imagen o las ventas de mi empresa ¿tomaría algún tipo de decisión al respecto? ¿le invitaría amablemente a que fuera mas comedido? ¿Le presionaría de alguna forma para que no tocara todos esos temas generadores de posibles conflictos ideológicos? ¿sería ético hacerlo? ¿Me callaría a pesar de ver que las ventas bajan como fruto de sus polémicos comentarios en redes sociales? ¿Aceptaría de buen grado ver constantemente su nombre, y por tanto mi empresa y marcas, en medio de polémicas en las redes sociales?

subconscienteYo no pretendo decir que hacer ni como hacerlo, ni siquiera valorar si hacerlo está bien o mal hecho ¿quien soy yo para hacerlo? pero lo que si quiero poner sobre la mesa es que el usuario final no sabe separar en su subconsciente esas opiniones personales de la marca que representamos como profesional, y por tanto creo que debemos pensar muy bien lo que decimos, donde y como lo decimos. Y que cuando pensemos en decir algo que puede ser controvertido o despertar rechazo de alguna parte de la sociedad, deberemos reflexionar antes sobre las posibles consecuencias que eso puede tener para la empresa que nos paga, y obrar en consecuencia.

Y por otro lado tenemos aquellos (políticos, empresarios, deportistas, cantantes, u otras figuras con alto índice de popularidad) que meten la pata diciendo cosas inadecuadas, soeces, promulgando mensajes claramente discriminatorios o machistas, faltando al respeto, promulgando datos que no son ciertos, etc, es decir, meteduras de pata monumentales de las que todos conocemos muchos casos, desde David Bisbal con sus famosas pirámides de Egipto a Toni Cantó con… bueno de este personaje hay docenas.

Y a raíz de estas meteduras de pata se genera en pocas horas una oleada, inmensa en muchos casos,  de miles y miles de tweets criticando y vapuleando públicamente al personaje en cuestión (a veces las redes parece que disfrutan con destrozar a estos personajes populares como si les estuvieran esperando), el cual en la mayoría de las ocasiones se siente atacado y prefiere seguir la línea de “mantenella e no enmendalla” echando mas gasolina a la hoguera con tweets agresivos o críticos con sus seguidores, en vez de pedir disculpas, reconocer el error y dar explicaciones, que es lo que cualquiera les recomendaría desde cualquier ángulo que se enfoque, ya sea personal, profesional, de marketing o cualquier otro.

incendioEl problema de las redes sociales y de twitter en mayor medida, es la instantaneidad, ya que antes se daban ruedas de prensa, se concedían entrevistas a los diferentes medios, etc, pero era todo mucho mas meditado y preparándolo con tiempo, se hacía mucho mas despacio y por tanto esto era mas difícil que ocurriera, y sin embargo ahora todo es instantáneo, leo algo en las noticias, en twitter, facebook, un blog…, me enciende y respondo en ese mismo instante con un tweet… y ya la hemos liado, ya ha comenzado el incndio, y eso no se puede borrar porque por mucho que lo borremos, alguien ya lo ha capturado y será peor el remedio que la enfermedad.

Y como concepto final vuelvo al principio planteando algunas preguntas ¿este tipo de situaciones que han generado esos conflictos deben llevarnos a abandonar las redes sociales? ¿la solución es desaparecer de golpe dando un portazo? ¿no es mejor la humildad en unos casos y la reconversión de temas en otros? ¿Que obtengo abandonando? ¿Abandonar es la mejor opción y durante cuanto tiempo? ¿La marca o empresa para la que trabajo se va a beneficiar de mi portazo?

Yo no voy a dejar las redes sociales, al menos por ahora y creo que nunca por estos temas. No trabajo para nadie que me pueda decir que afecta a su marca pero aun así mi forma de comentar en Twitter, Facebook, mi blog y demás sitios de social media, procuro que sea respetuosa. Espero no verme metido nunca en una polémica que me lleve a planteármelo, hago todo lo posible por evitar tuitear sobre temas en los que alguien pueda sentirse molesto, ofendido o simplemente enfrentado con mi ideología, y para ello no me escuchareis nunca hablar de temas que puedan directa o indirectamente acercarme a las lineas rojas como son la ideología política, el sexo, la religión, el gobierno, la economía, etc, (reconozco que en cientos de ocasiones he estado tentado de hacerlo con temas que claman al cielo) aunque el único tema que sí afronto y lo sabéis de sobra, es el fútbol pero desde un prisma de respeto por los rivales (que no enemigos, no soy anti nada, yo no tengo la culpa de que los demás estén en un error y no sean del Atleti :-)

egoCreo que en la mayoría de los casos falta muuuuuucha formación en redes sociales, sobre como funcionan, protocolos, herramientas, y sobre todo como concepto de comunicación, y en otros casos de reducción de ego que algunos lo tienen tan inflado que les hace creer que tienen derecho a decir cualquier cosa y los demás la obligación de aplaudir digan lo que digan, y cuando ven que les critican por su metedura de pata se sienten atacados y perseguidos y les nubla la visión.

Y en el caso de directivos o empresarios, mi opinión y solo mi opinión, es que creo que no es bueno para el ecosistema del social media que abandonen y desaparezcan, tienen mucho que aportarnos a todos en muchos campos por su formación y experiencia, y con esa simple reconversión de temas sería no solo suficiente sino que creo que sería conveniente que siguieran haciéndolo, este mundo digital es la suma del granito que todos aportamos y todos nos beneficiamos de que haya muchos mas aportando.

Todos los escritores han escrito alguna mala novela, todos los periodistas algún mal artículo, todos los cantantes tienen algún mal disco, y yo muchos malos post, pero no por eso es bueno que abandonemos, sino que es preferible recapitular, aprender de los errores y volver con mas y mejores fuerzas para seguir aportando a ese ecosistema digital del que hablaba antes. 


12 Comentarios para “Abandono las redes sociales”

  1. Buen análisis.

    En realidad, cuando uno es famoso tiene que ser consciente de que la fama le posee, no solo en RRSS, sino en la vida.

    Si alguien siempre tuitea en nombre de una empresa, debe se consciente de que para el resto es difícil separar, por lo que su posicionamiento puede afectar a la empresa. Si Rajoy, Zuckerberg o Madonna aparecen borrachos en una playa no podrán evitar que afecte a su cargo o posición.

    En fin, difícil dar una clave general, creo que lo suyo es, como siempre, usar el sentido común, pero básicamente la actuación en redes sociales no se diferencia de la actuación en cualquier lugar o medio público.

  2. Enhorabuena por el artículo! En medios sociales, igual que en la vida, merece la pena aprender de los errores y mejorar de forma continua

  3. En el post , súper interesante, no encuentro las palabras, “TOLERANCIA” y “RESPETO A LA DISIDENCIA” La falta de tolerancia nos lleva hacia una comunidad (y hago referencia a una comunidad virtual) totalitaria, y eso no ayuda al crecimiento. Obviamente no debemos ser despectivos ni peyorativos en los comentarios, pero no comparto la idea de no expresar libremente una idea (con respeto). Si queremos ser condescendientes ( y centrarnos en una comunicación uni-direccional, poco enriquecedora), por una cuestión de rentabilidad , creemos avatares de acuerdo a lo que se quiera oír, pero no creo que genere crecimiento. ¡El equilibrio siempre es dificil!.

  4. Muy bueno Antonio. Me ha gustado y veo reflejadas muchas de las cuestiones que los clientes nos plantean a veces… ¿que debo hacer, permitir, con respecto a redes sociales si pasa….?
    Esta semana pasada y a raíz de lo que ha pasado con Gallardón y el aborto escribí un twitt y me posicioné… Perdí 52 seguidores de golpe en twitter… Es su derecho, si lo que digo no les gusta y lo agradezco ademas… Buenas reflexiones. Un abrazo

  5. gracias Juanra por tu comentario, llevas toda la razón, eso lo aprendí muy bien en la academia militar, nos inculcaron con un buen ejemplo que aun recuerdo: que si un día nos emborrachábamos de uniforme, y nos quedábamos tirados en una esquina, los que nos vieran dirían “que borrachos son los militares”, generalizando al colectivo que representábamos con ese uniforme, y los cargos tienen la misma categorización con la empresa para la que trabajan

  6. gracias Carlos, aprender es el mayor placer de la vida :-)
    saludos

  7. gracias Silvana por tu comentario, respeto tu opinión, de eso se trata este post, de que hablemos de ello y demos los diferentes puntos de vista.
    Saludos

  8. muchas gracias Esteban Rodrigo por tu comentario, efectivamente los clientes preguntan sobre ello y necesitan respuestas que es complicado dar, yo por eso suelo responder haciéndoles preguntas como en el post para que ellos lleguen a las conclusiones y tomen sus propias decisiones pero siendo conscientes de lo que implica en cada caso
    Un abrazo

  9. Creo que hoy en día cuando se trabaja para una empresa hay que ser consciente de que se la representa dentro y fuera de la oficina y/o dentro y fuera del horario de convenio. El concepto de doble personalidad no funciona, nunca he entendido lo de tener 2 perfiles en facebook, o en otra red,…y mas en los trabajadores 2.0

    Y por supuesto puedes opinar sobre lo que te de la gana siempre que seas consecuente con las consecuencias.

  10. gracias Roberto, un interesante punto de vista, ahí es donde quería llegar con este post, a que debemos ser consecuentes con las responsabilidad que asumimos, y ser conscientes de que el 100% de nuestro tiempo representamos todos los aspectos de nuestra vida, el personal y el profesional se entrecruzan tanto que no es posible mantenerlos en compartimentos estancos y por tanto deberemos asumir esa única imagen con todas las consecuencias. un abrazo

  11. Buen post! Está claro que en un entorno profesional no entramos en una reunión dando vítores no salvas sobre nuestro equipo de fútbol, ni tampoco lo hacemos santiguandonos, ni tan siquiera hablamos de política antes de empezar nuestra presentación.

    Lo bueno (y malo) de las redes es que nos humaniza, que ante ciertas cosas, situaciones, no podemos evitar posicionarnos en mayor o menor medida y eso…nos delata.

    Pienso que lo importante es poder hablar libremente de lo que queramos con el máximo respeto hacia las otras posturas.

    En cualquier caso, lo que me gusta de tu post es ponerlo de manifiesto. Luego, cada cual puede hacer lo que crea, pero avisado está. ;))

    Saludos

  12. gracias Ramiro, un comentario acertado, ese era el planteamiento y que cada uno decida lo que prefiera pero sabiendo que cada elección, sea la que sea, lleva implícitas sus consecuencias. Saludos

Escribe un comentario


Artículos relacionados