¿Pero quien te ha dicho que hagas una página web?

Hay miles de pequeñas y medianas empresas que ya disponen de una página web que nunca les ha servido absolutamente para nada. Sin embargo hay una serie de datos objetivos sobre la realidad de Internet que deberían tomar en cuenta antes de tomar más decisiones.

Si nos vamos a ver cualquier buscador y realizamos una búsqueda por cualquier término que se nos ocurra, encontraremos que existen docenas, cientos, miles o incluso cientos de miles de páginas que responden al concepto que hemos querido encontrar, y me da igual si hablamos de:

zapatos ortopédicos (google: 21.200; msn search: 4.395; yahoo: 2.660);

guantes de piel (google: 336.000; msn search: 44.014; yahoo: 273.000);

amortiguadores para aviones (google: 25.600; msn search: 1.739; yahoo: 1.710).

o de cualquier otra cosa que se te ocurra.

Y claro, por eso tú, que eres tan previsor, ya has hecho una página web para aparecer en esos buscadores cada vez que alguien quiera encontrar lo que tú vendes. Fenomenal, felicitaciones. Casi con seguridad has engrosado la larga lista de pequeñas y medianas empresas que dicen que Internet no funciona porque efectivamente nunca han llegado a hacer ningún negocio a través de la red.Y créeme que entiendo tu razonamiento, y me parece válido.

Pero permíteme que te haga una pregunta ¿Quien te ha dicho que hagas una página web? ¿Quién te ha liado hasta el punto de convencerte que te gastes el dinero en ello? Realmente no lo se aunque me lo puedo imaginar solo con ver algunas propuestas que circulan por ahí. Internet es un medio que tiene sus características muy especiales, y si no se respetan, sólo sirve para acrecentar esa larga lista de la que hablaba en el párrafo anterior.

Y llegado a este punto, la pregunta que te estarás haciendo y que habitualmente me repiten los clientes en Fénix Media, no es otra que la siguiente: ¿pero entonces, es conveniente o no tener una página web? Y en vez de contestarte, voy a darte una serie de datos e información objetiva y dejar que seas tu mismo quien te la respondas.

Cuando decidimos montar una empresa, lo primero que necesitamos es tener un pequeño capital, y a partir de ahí diseñamos toda una estrategia que incluye a quien le vamos a vender, el producto o servicio que comercializaremos, los márgenes, las inversiones, la amortización, el personal, la publicidad, etc. Todo un business plan. Pero cuando pensamos en Internet, pensamos que es distinto, que ahí no hace falta, que con poner una página web, nos van a llover los pedidos y nos vamos a hacer ricos de la noche a la mañana, y un tiempo después, pasamos al otro extremo convirtiéndonos en los detractores más acérrimos que existen, ya que ahora disponemos de experiencia que avala dichos argumentos. Sinceramente, los extremos nunca tiene la verdad absoluta.

Hay varios puntos a tener en cuenta para decidir si es realmente conveniente, si lo es ahora, y si lo es para nosotros.

1.- Las grandes compañías ya están situadas e invirtiendo.

Las grandes empresas ya tienen todas no sólo su pagina web, sino toda una serie de planteamientos para atraernos a su site y que periódicamente volvamos a visitarlo. ¿Por qué? ¿Lo has pensado? Si Internet no funciona, ¿Por qué las grandes compañías (Unión Fenosa; Endesa; Iberdrola; Telefónica; Movistar; Vodafone; El Corte Inglés; Repsol; Cepsa; Iberia; Caja Madrid; La Caixa; y un largo etcétera) ya se han posicionado estratégicamente y nos bombardean en cualquier comunicación que nos envían (recibos; facturas; publicidad; folletos; cartas a nuestro domicilio; etc.) para conseguir que memoricemos su dirección online?

Y no sólo eso, sino que si leemos las cifras de inversión en publicidad de esas grandes empresas, veremos que cada año que pasa, el presupuesto que destinan a Internet es mayor y casi siempre a costa de los medios de comunicación masivos como la televisión. ¿Has pensado detenidamente este dato? Las grandes empresas están dejando de hacer televisión para invertir en publicidad en Internet, ¿No es muy curioso?

2.- La mayoría de las empresas ya están conectadas a Internet.

Si nuestro mercado es venderle a otras empresas (B2B), la noticia es mucho más que agradable, ya que un elevado porcentaje se conectan diariamente para realizar alguna acción en la red: leer el correo; leer el periódico; ver las cuentas bancarias; buscar proveedores; consultar precios; o comprar algo; etc. Y no nos olvidemos que el 90% de las empresas son pequeñas y medianas empresas, ese es otro dato a tener en cuenta.


3.- Un elevado número de hogares dispone de ADSL.

Si por el contrario nos dedicamos a venderle a clientes finales (B2C), la realidad es que en los últimos años ha habido un significativo crecimiento de este tipo de líneas, y este dato es muy importante porque está analizado estadísticamente que aquellos que disponen de banda ancha navegan más tiempo y realizan más acciones en su navegación, además de leer su correo, siendo la utilización de buscadores una de las más asiduas. Y este dato deberemos tenerlo en la memoria y no olvidarlo.


4.- Las ventas por Internet crecen considerablemente.

Esto si que es una información de gran importancia ya que se ha pasado de ser un medio en el que únicamente se realizaban búsquedas de información, para pasar a ver como las cifras generales de ventas realizadas por la red se han incrementado ostensiblemente y empiezan a convertirse en números de primera división. Antes sólo se vendían libros y viajes, pero hoy en día eso ha cambiado y hay múltiples productos y servicios que están teniendo resultados elocuentes de sectores muy dispares.

En Fénix Media hace tiempo que venimos realizando páginas web, y disponemos de diseñadores muy cualificados, pero cuando un cliente nos pide que se la diseñemos, insistimos siempre que si realmente quiere hacer negocios en Internet, no es suficiente hacer una pagina web, eso no sirve para nada, salvo para dos cosas muy concretas, por un lado satisfacer nuestro ego enseñándosela a clientes offline y amigos, y por otro para que si nos preguntan poder decir que efectivamente la tenemos. Para nada más. Lo que hay que hacer es diseñar “soluciones web”, no páginas web.

Tener una pagina web realmente eficaz pasa por realizar una estrategia empresarial definida; por analizar el nicho de mercado al que nos dirigiremos; por analizar la competencia a la que nos enfrentaremos y conocer tanto sus fortalezas como sus debilidades; por tener una estrategia y una meta a la que dirigirnos y saber en todo momento cual es el objetivo que pretendemos y disponer de un plan para alcanzarlo; por hacer un análisis de los contenidos que vamos a ofrecer y cada cuanto los vamos a actualizar; por saber cual va a ser el valor añadido que vamos a ofrecer a nuestros visitantes para que vuelvan una y otra vez hasta conseguir ganarnos su confianza, pasa por definir las palabras clave por las que estaremos posicionados en los buscadores, pasa por aparecer en dichos buscadores en buenas posiciones; por definir si necesitamos o no un boletín; por tener claro si ofreceremos todo en abierto o habrá una zona restringida, y si esa zona debe ser gratuita o de pago.

Y cuando finalmente decidimos sacar ese proyecto adelante, ser consecuentes con él y tener claro que requerirá trabajo, y que por supuesto eso va a ser adicional al que nuestra empresa convencional ya requería anteriormente, pero por el contrario, también deberemos tener claro que eso produce resultados y beneficios, pero que no llegaran solos, y que si respetamos las reglas, antes o después llegarán y habremos posicionado nuestra empresa por delante de la competencia en este nuevo medio.

Y para todo esto podemos asesorarnos con el que nos hace todo por 150 €, o por un verdadero profesional que conoce este medio, pues el diseño es la parte más sencilla y que con poco presupuesto se puede llevar a cabo, y aunque no tendremos una superestratégica web, al menos servirá. Pero cuando hablamos de hacer negocio, y de disponer de una verdadera estrategia, eso no lo podemos poner en manos de cualquiera, nos estamos jugando mucho, ¿o acaso pondríamos nuestra empresa en manos de alguien que ha hecho un par de cursillos de marketing en la academia de su barrio? ¿verdad que no? Pues aquí tampoco debemos hacerlo, e igualmente debemos realizarla de mano de alguien que sepa lo que está haciendo, que pueda analizar convenientemente las características de nuestra empresa con detalle, y ahí es donde no hay excedentes, pues es como las meigas, “haberlos haylos”, pero debemos encontrarlos e invertir nuestro dinero adecuadamente con quien va a saber llevarnos por la senda de la rentabilidad.

Y una vez que nos hemos puesto en marcha, no deberemos de dejar de Soñar en Grande, pues es de ahí, de esos sueños, de donde seguiremos sacando la energía que nos impulse hacia delante y nos mantenga en el camino del éxito.


Escribe un comentario


Artículos relacionados