Vender en Internet: una realidad palpable

Internet está evolucionando rápidamente, y eso nos está haciendo cambiar de hábitos en nuestra vida cotidiana, generando una importante cantidad de oportunidades para desarrollar negocios, pero aprovecharlos solo dependerá de nosotros.

Hace unos años, cuando fracasaron las punto com y la famosa burbuja por fin explotó, pudimos oír de boca de ciertos personajes que pasaban por querer ser los gurús de la vieja era, frases como: “ya se veía venir, Internet no ha sido sino una moda pasajera”.

La vida siempre pone a cada uno en su lugar y algunos, en aquel momento, simplemente nos sonreímos, hicimos oídos sordos y seguimos luchando por este medio en el que siempre creímos firmemente y que hoy es una realidad palpable. A veces cuando hablamos en Fénix Media con nuestros clientes, no comparten toda nuestra visión, sin embargo, hoy ya no hay dudas de que Internet pertenece a nuestra realidad como el televisor, el teléfono móvil, la lavadora o el mando a distancia. Y si aun no me crees, vete leyendo y dime que parte es la que no es una realidad, o lee hasta el final y dime que esos datos no son ciertos.

A veces me pongo a pensar en lo que Internet ha cambiado nuestros hábitos y como es de diferente nuestra vida cotidiana respecto a la de hace tan sólo 10 años gracias a este maravillosos medio. Por ejemplo, hace 10 años si queríamos estar al tanto de las noticias u obtener información especializada, el camino era acercarse al kiosco y comprar un periódico o una revista del tema que nos interesase y cuando teníamos un hueco sentarnos a leerlo. Ahora, sin embargo, podemos acceder a cientos de periódicos, revistas de todo tipo, boletines, o medios agregadores de información en donde podemos obtener todo tipo de noticias, reportajes, o documentos y sólo tenemos que seleccionar aquello que más nos interesa. De hecho ahora mismo tu estas poniendo en práctica lo que te explico.

Antes, para hacer cualquier tipo de transacción bancaria necesitábamos imperiosamente acercarnos a nuestra sucursal y tramitarlo allí mismo, sin embargo, eso para mi siempre ha sido una perdida de tiempo, y si he de serte sincero, en la mía no me ven más de 3 veces al año, ya que puedo acceder online a todas las cuentas de las diferentes empresas a cualquier hora del día o la noche, hacer transferencias, cargo de recibos, ver las tarjetas, etc. El banco ahora trabaja a la hora que a mi me conviene, antes me tenia que acoplar a su horario y a su ubicación física.

Antes, cada fin de semana perdía miserablemente una tarde completa en hacer la lista de la compra, coger el coche, acercarme al centro comercial, buscar un aparcamiento, recorrer durante un par de horas los interminables pasillos buscando los productos que necesitaba y que casualmente cada vez estaban en un sitio diferente (esto sigue ocurriendo a día de hoy y ciertamente es una técnica muy eficaz para obligarnos a comprar más productos). Luego, una vez con el carro lleno, a esperar impertérritamente una larga cola para poder pagar: descargar el carro, ponerlo en la cinta, volver a meterlo todo en bolsas, meterlo en el carrito, pagarlo. La tercera parte también era muy interesante, pues estaba obligado a cargar con todas esa bolsas hasta el coche, conducir de vuelta a mi barrio, y volver a cargar toda esa mercancía hasta mi casa. Y en eso, había invertido una tarde completa de mi escaso tiempo libre y me había costado pagar incluso la gasolina para hacerlo, todo un divertimento.

Sin embargo ahora, Internet me permite hacerlo cuando a mi apetece (ya hace varios años que vengo haciéndolo por este medio), puedo ver los diferentes precios y ofertas antes de comprar sin tener que mover sino la mano con el ratón, recuperar las compras anteriores para no perder tiempo en hacerla de nuevo, e incluso puedo hasta preparar la misma compra en varios supermercados online para comparar el precio final antes de decidir donde comprarlos. Me los traen hasta mi casa el día y hora que yo digo y me los dejan en mi cocina sin haber desembolsado ni un euro más. ¿Y si me cobraran algo más? Pues estaría dispuesto a pagarlo, porque ¿Cuánto valen 4 horas de mi tiempo libre? Prefiero dedicárselas a estar con mi familia e ir al cine, a pasear o simplemente a estar juntos, que perderlas de esa forma que hemos hablado.

Antes, cuando necesitaba un proveedor de cualquier tipo para la empresa: material de oficina, persianas, mobiliario, toner, imprentas, etc., recurría a las paginas amarillas o a algún conocido, les llamaba por teléfono y les preguntaba si tenían lo que estaba buscando, pidiéndole precios y preguntándole cuanto tiempo tardaría en servírnoslo. Ahora en cuestión de minutos, tengo docenas de empresas que ofrecen el producto o servicio que necesito, ver quien son, donde están, conocerlos un poco, e incluso puedo ver sus ofertas en sus páginas web antes de decidirme. Y si no lo tengo claro, siempre puedo enviarles un email solicitándoles más información detallada. No he tenido que gastar dinero en llamadas, y en menos tiempo he podido ver muchas más ofertas antes de tomar la decisión definitiva.

Antes cuando quería hacer un viaje, me acercaba a la Agencia de viajes para que me contara que ofertas podía encontrarme sobre determinado destino en una fecha concreta, y en la mayoría de las ocasiones, después, visitaba otras Agencias para contrastar precios y ofertas. Ahora tenemos online todo tipo de ofertas continuas, las cuales se adecuan a nuestras necesidades: sólo hotel; sólo avión; hotel+avión; rutas turísticas; alquiler de coches; excursiones; etc. Incluso puedo ir a la página web del hotel y ver las habitaciones, que servicios adicionales ofrecen, el mapa de la zona para ver si realmente su ubicación me interesa y confirmar que realmente es céntrico y no hay grandes distancias con los sitios turísticos más importantes. Y si ahí mismo lo decidimos, lo pagamos en el momento y ya tenemos nuestro viaje.

La segunda parte era completarlo con información sobre el sitio. Antes necesitábamos ir a la librería y comprarnos alguna guía, ahora accedemos a la pagina web de la oficina de turismo de ese país y pedimos que nos envíen información a nuestra casa o la leemos ahí mismo; accedemos a una guía online de esa ciudad o cualquiera de las muchas paginas web que dan información de rutas turísticas ó lugares de interés de la zona que nos ha interesado. Sin movernos, y con sólo imprimirlo, ya lo podemos llevar en nuestro viaje.

Antes cuando quería comprar un regalo, un libro, un CD, unas flores, un teléfono móvil, un equipo de música, necesitaba encontrar una tienda que se dedicar a ese producto o servicio, desplazarme hasta allí en horario comercial, estando obligado a dejar cualquier otra actividad para poder ir. Ahora hay cientos de paginas web donde poder realizarlo online, e insisto, a cualquier hora del día o la noche, las cuales me permiten ver la información, contrastarla con las de su competencia, y pagarlo en el instante, dejando cerrado el envío a la direccion que yo necesite.

Y puedo estar poniendo ejemplos de todo tipo durante horas, pero creo que me he explicado suficientemente. Hemos estado hablando de que un consumidor, ya sea particular o empresa, puede encontrar actualmente cualquier producto o servicio en Internet, pero si le damos la vuelta a mis argumentos, y lo vemos desde la perspectiva empresarial, diríamos que cualquier empresa puede llegar hasta el consumidor final por Internet agregándole valor y servicio a dicho cliente.

A lo que me refiero es que, como he dicho cientos de veces, la pequeña y mediana empresa sigue estando en muchos casos desconfiada del éxito de este medio, de la eficacia de una acción en Internet, sin embargo hay cientos de empresas haciendo mucho dinero en la red, la única dificultad, como decía en el articulo “Nichos de Mercado, la base del éxito en Internet” es elegir a quien me voy a dirigir, escoger el nicho al que voy a ofrecer mis servicios y centrarme en sus necesidades y en lo que puedo aportarle, porque al fin y al cabo, el volumen de ventas en Internet esta creciendo ostensiblemente en todos los ámbitos, y sólo depende de nosotros que de esa tarta quede algún pedazo para nosotros, y estamos hablando de una tarta que crece mensualmente, es decir, hay mucho a repartir. ¿No me crees? Estás en tu derecho, pero escucha algunos datos objetivos y piénsalo de nuevo.

1.- Recientemente se ha publicado los resultados de un estudio de la EIAA (Asociación Europea de Publicidad Interactiva en el que dice algo bastante rotundo: El 47% de los españoles compra en Internet, y se gasta de media 521 €. Evidentemente, estamos a una distancia muy importante de los países líderes como son Gran Bretaña, Dinamarca o incluso Noruega en los que la media es de 1284, 1078 y 1074 € respectivamente, pero las cifras siguen aumentado y alguien está realizando esas ventas.

Otro dato a tener en cuenta son los productos o servicios más vendidos, en donde el estudio refleja algo significativo sobre los hábitos de los usuarios, y es que la red se utiliza no sólo para comprar sino para buscar información, y esa información lleva a ventas tanto online como offline, es decir nuestro negocio tradicional se puede ver reforzado por la información que consigan sobre nosotros en Internet. Muy curioso e importante.

¿Los más vendidos? Billetes y entradas de cine y teatro con un 34 y un 24% respectivamente. Pero mejor veamos la estadística completa y sorprendámonos.

Producto/servicio

Internautas que adquieren productos / servicios en Internet

Internautas que buscan información sobre un producto / servicio en Internet

Internautas que buscan información en Internet sobre un producto / servicio pero lo adquiere fuera de Internet

Billetes

34%

70%

49%

Entradas de cine y teatro

24%

40%

27%

Vacaciones

19%

67%

49%

Entradas de conciertos y festivales

16%

32%

24%

Libros

16%

40%

31%

Descargas de música

12%

41%

23%

Aparatos electrónicos

9%

30%

23%

Teléfonos móviles

4%

23%

17%

CDs

6%

33%

26%

Productos financieros

5%

14%

9%

Según afirmaba Michael Kleindl, presidente de la EIAA “Casi la mitad de los españoles (el 47%) ha comprado en Internet y ha gastado una media de 521 Euros. Internet se está convirtiendo en un canal de venta cada vez más importante, tanto si es para buscar información sobre artículos de primera necesidad como para hacer otro tipo de compras“, añadiendo a continuación que. “La tasa de compras es muy significativa, pero la cifra de personas que usan Internet para buscar información antes de comprar lo es aún más. El reto en Internet es muy parecido al del establecimiento comercial en la calle: convertir al posible comprador que mira escaparates en comprador. De ahí que un marketing online eficaz sea realmente decisivo“.

2.- El segundo dato es que según el panel de audiencias de Nielsen-NetRatings, el número de españoles que recurrió a los buscadores de Internet se incrementó en un 43,4%, al pasar de 8 millones de usuarios en último trimestre de 2004 a más de 11,5 millones en el mismo periodo de 2005.

En estas cifras, estaría Google como el buscador más utilizado en España con más de 11,1 millones personas. En segunda posición tenemos a MSN Search, con 4,3 millones de internautas en el trimestre octubre-diciembre de 2005, lo que representa un aumento del 58,4% con respecto al mismo periodo del año anterior. La tercera posición es para Yahoo Search! con 2,3 millones de usuarios que accedieron a este buscador en el citado periodo, un 65% más que en 2004.

Y por si esto fuera poco, nos dice que cada usuario realizó una media de 42,23 sesiones o visitas a estos buscadores en este periodo con que supone un incremento del 42,7% respecto al último trimestre de 2004.

¿Aparece tu empresa en esas búsquedas? ¿No? Pues piensa que hay otras que están apareciendo… y vendiendo. Y si quieres más información sobre este tema léete los artículos El secreto para conseguir clientes en Internet” ó “Las mejores oportunidades son para las Pymes” y veras lo sencillo que puede ser.

Internet ya no tiene lugar a las dudas, las cifras hablan por si mismas, pero la única diferencia va a estar en quien realice esas ventas, y en que medida cada uno de nosotros vamos a participar en ellas, o en como nos vamos a beneficiar de este mercado.

Te dejo una última frase para que reflexiones: Tu cliente quiere comprar. Si no se lo vendes tú, la competencia lo hará por ti. (Y te lo agradecerá).

Y termino recordándote que las mejores oportunidades son para las pymes, no lo olvides, por eso te animo a que SUEÑES EN GRANDE, no te conformes con menos y no te rindas nunca que el éxito está a tu alcance.


Escribe un comentario


Artículos relacionados