Dime de quien te rodeas…

Cuando hablamos de los éxitos o fracasos que tiene algunos empresarios o emprendedores nos fijamos demasiado en si es un visionario, en la idea que sustenta su negocio, en el capital que ha invertido, etc.

equipoY todo eso es importante, todo eso es necesario, ya que sin una buena idea el negocio difícilmente prosperará, sin capital es raro poder empezar un negocio (bueno, yo conozco algún caso en el que se puede hacer un gran negocio sin prácticamente inversión, pero de eso ya hablaré otro día),  pero hay una cosa en que desde hace muchos años comprendí que era una de las claves, y que aprendí leyendo libros o escuchando grabaciones de conferencias de personas como el que fue el hombre más rico del mundo, J. Paul Getty, por ejemplo “Como hacerse rico”, o de Zig Zigar del que puedo citaros uno de sus más importantes libros:”Nos vemos en la cumbre”.

Esa clave es que por encima de lo que sea el negocio en si, hay que rodearse en la vida de personas más inteligentes que tu, y eso supone encontrarlos en diferentes ámbitos, desde socios que cumplan ese perfil, amigos que no solo sean amigos, empleados que tengan esas mentes brillantes y lúcidas, competidores con los que poder hacer cosas en común, etc.

Personalmente desde el año 90 en que gracias a una persona relacionada con mi familia conocí lo que era el networking, aunque me costó inicialmente dada mi extrema timidez de aquel momento, empecé a practicarlo de firma continua por la importancia que comprendí que tenía, lo cual sigo haciendo diariamente ya que me encanta hacer nuevas relaciones pues se aprende de todo el mundo, y dentro de todas esas relaciones viene el momento de seleccionar a esas personas que son las mentes privilegiadas, cerebros que son mucho más capaces que yo, que saben mucho más que yo o que tiene más visión que yo, y con las que quiero estableer lazos mucho más profundos, y aunque eso no es tarea tan sencilla como puedan parecer mis palabras, es cuestión de tener claro el objetivo.
Y si miro atrás, puedo ver con nitidez que poco a poco lo he ido logrando, que tengo el privilegio de haber conseguido tener cerca a muchas personas mucho más inteligentes que yo, tanto en socios, en empleados, en amigos, en proveedores, en clientes, etc. que han aportado mucho, y que actualmente muchas de ellas lo siguen haciendo. Y esto no es fruto de la casualidad, sino del enfoque, de la persistencia y de tener claro hacia donde me dirijo.

Y en ese camino por supuesto que me han dado gato por liebre más de una vez, no te quepa duda que así ha sido, de hecho y por ponerte un par de ejemplos, una persona que fue mi mano derecha en una etapa y otra que fue mi socio en un emprendimiento, se acabaron convirtiendo en dos de los mayores traidores que he tenido en mi trayectoria profesional, pero esos son los riesgos, unas veces se logra y otras se pierde, pero lo importante es que la balanza al final sea positiva, y en este momento puedo decir con orgullo que si miro a mi alrededor a día de hoy, tengo personas de un alto nivel de inteligencia tanto en mis socios, en mis amigos, en mi familia, en mis relaciones personales, en mis colaboradores como en los empleados que hay en mi equipo.

Y con ello consigo una visión, un aporte de inteligencia que yo nunca hubiera podido conseguir solo, lo que me hace estar muy agradecido a todos ellos no solo por lo que aportan sino por lo que yo aprendo de ellos y que me hacen ser mejor cada día, por lo que procuro decírselo a menudo, aunque nunca está de más seguir haciéndolo. Gracias.


Escribe un comentario


Artículos relacionados