El Morphing ya no es lo que era

El Morphing no es algo nuevo, todos hemos visto en internet muchas transformaciones de rostros, unas más apañadas que otras, pero lo que os traigo hoy me ha causado un gran  impacto, ya que permite modificar de forma muy simple cualquier rostro humano desde una fotografía o un cuadro para manipular los rasgos, la sonrisa, la masculinidad o feminidad, la luminosidad, etc. y poder insertarlo en la misma foto original como si fuera la autentica, y todo en 3D.

Me parece un sistema impresionante pero peligrosísimo (me ha encantado), ya que desde este momento deberemos desconfiar de cualquier fotografía que veamos y que nos resulte un poco extraña, por ejemplo si dos políticos que se odian los vemos sonreírse, si el rostro de algún famoso le vemos que ha mejorado sus rasgos faciales como la tersura de la piel, los síntomas de la vejez como determinadas arrugas faciales (recordáis las fotos de Esperanza Aguirre para las elecciones), etc.

Y no solo eso, sino que si queremos inducir a que quien vea una foto intuya que tiene determinados rasgos podemos variar esa foto para incluirlos, por ejemplo hacer sus rasgos más duros y darle un caracter más hosco y menos simpático o viceversa; si queremos a una mujer que pierda “estilo” bastará con masculinizar algunos rasgos; poner más o menos sonriente un rostro le hace más cercano o al reves…, y asi un sin fin de posibilidades, pero lo mejor es que veais el video y lo entendais por vosotros mismos, que no deja lugar a dudas.


Escribe un comentario


No hay artículos relacionados