Nuevas extensiones de dominios

enterEn los últimos días habéis podido leer en diferentes medios de comunicación y en varios blogs la noticia de que la ICANN ha decidido que próximamente abrirá la posibilidad de que los dominios lleven diferentes extensiones además de las habituales que ya conocemos como .com .org. net o las de los países  como .es .fr etc,, por lo que podremos ver dominios con .madrid .futbol .sexo y muchos más.

He escuchado y leído a los domainers profesionales y estoy de acuerdo con ellos en que no creo que tenga mucho éxito en líneas generales ya que ha habido casos como el .travel que no ha conseguido penetrar y se desconoce por completo por el gran público, o incluso el .mobi del que tanta publicidad se ha hecho y con una estrategia muy concreta, y sin embargo no termina de triunfar.

Sin embargo, esto no es accesible para todos como han dicho algunos medios (a veces los medios cuando hablan de este tipo  e cosas parece que han jugado al telégrafo que jugábamos de pequeños, uno que se lo cuenta a otro, que se lo cuenta a otro, que se lo cuenta a otro y al final, el último recibe un mensaje totalmente diferente del que se lanzó en origen), ya que hace falta por lo pronto mucha pasta, y presentar un proyecto, un plan de viabilidad de la extensión.

Ahora bien, hay muchas empresas que tienen el dominio y pueden tener muchos intereses en poder posicionar sus marcas  con este sistema, y ahí es donde surgen muchas dudas para las que no he encontrado respuesta por el momento y que creo que generarán mucha polémica en los próximos,  años si la ICANN persiste en esta fórmula y no solo polémica, sino creo que habrá muchas peleas importantes ya que estamos hablando de mucho dinero.

Y lanzo algunas preguntas que me hago. Por ejemplo:

1.- Si se liberan definitivamente y entran en juego los “vanity names”, creo que se puede caer en el tópico de que algunas marcas comerciales acaben teniendo su propia extensión y que eso haga que en un palzo de tiempo hagan sombra a extensiones mas habituales entorpeciendo el desarrollo de éstas. Por ejemplo si una compañía como Nokia escoge .nokia o Telefónica escoge .telef y lo promueven entre todos sus clientes y usuarios que en todo el mundo son millones, incluso regalando uno por cliente para que se extienda rápidamente, ¿no podría eclipsar a los .mobi? ¿Y el negocio que hay actualmente con esos dominios… a donde derivaría? Dejo la pregunta abierta.

2.- Otras preguntas. Imaginemos que una empresa decide escoger una extensión porque tiene un plan de viabilidad, y posteriormente una empresa, organización, o incluso una ciudad, decide reclamar esa extensión porque coincide con las palabras clave o las siglas que la identifican

¿que ocurrirá con esas adjudicaciones?

¿se podrán revocar?

¿tendrán derechos las marcas registradas que les den mejor posición por encima de esas solicitudes?

¿se crearán periodos de evaluación abiertos de forma pública para que cualqueira pueda alegar u oponerse a la adjudicación de dichas extensiones por dichas marcas?

Vamos a ser más concretos, imagina que Yahoo, que recientemente lanzó Ymail en clara competencia con Gmail, pues eso, imagina que pide la extensión .gmail  ¿crees que se le adjudicará simplemente con que ponga la pasta necesaria y el plan de viabilidad? ¿o se le consultará a Google a ver que opina? ¿Y esas decisiones se aplicarán igualmente con empresas de menos “fuerza”, más pequeñas? Ya se que es un ejemplo muy extremo pero además de ser algo posible, creo que sirve para entenderlo, aunque si lo pensamos un poco, quizás no sea tan extremo. ¿que opinais?

En resumen, veo muchas complicaciones a la vista.


Escribe un comentario


Artículos relacionados