¿Quien es el delincuente?

auterretratos.jpgHoy he estado revisando unos cajones y ordenando algunos papeles, y de pronto me he encontrado un álbum (¿como se le llama al grupo de 4 CD’s que vienen en un pack?), de Luis Eduardo Aute que compré hace bastante tiempo y que no sabía donde estaban, lo cual me ha dado bastante alegría. Es Auterretratos.De inmediato los he sacado, me los he llevado al ordenador y he tratado de copiarlos a una carpeta para convertirlos en mp3 y pasarlos al iPod, pero… ooohhhh, nada de nada, no me permite copiarlos.

Después de varios intentos he acabado desistiendo (evidentemente de forma solo temporal, pues ya sabéis que yo no me rindo nunca) y he empezado a reflexionar.

Si yo he pagado mis euritos, y por tanto soy el dueño del mismo, ¿por que tengo que obligatoriamente escucharlos en un aparato que tenga lector de CD? Yo he comprado la música, no el formato.

¿Quien tiene derecho a decidir la experiencia que yo debo tener con la música? ¿Y si yo lo que quiero es escucharlo en el salón de mi casa desde el iPod conectado a la tele? Para eso me gasté mi dinero en el kit adaptador.

icarplay.jpg¿Por que no puedo llevarme esa música y escucharla donde yo quiera aunque eso suponga no tener lector de CD’s? Por ejemplo si tengo un radiocassette antiguo y quiero escucharlo con el icarPlay Cassette adapter en el cassette de mi coche ¿que delito cometo haciéndolo? ¿a quien estoy robando? ¿que ley estoy quebrantando?

Y claro, pues a pesar de ello, me niego a no poder hacerlo y como primera alternativa decido bajarme la música del emule, y vuelvo a reflexionar: las discográficas dicen que eso es un delito, que eso está matando la industria de la música y estamos dejando sin trabajo a todos los músicos, entonces… ¿seré un delincuente por estar bajándome esas canciones de internet? si yo las he pagado y no puedo disfrutar de ellas ¿quien es el delincuente? ¿yo que me hago una copia desde el emule porque el disco que he pagado no me permite copiarlo en mi PC o la casa discográfica que me impide escucharlas en mi iPod?

No olvidemos que la ley me permite hacer una copia privada. No lo olvidemos.

Y no me gusta que digan que robo o que soy un delincuente por hacer algo que la ley me permite.

ladron.jpgInsisto ¿quien es el delincuente? ¿quien se salta la ley?

Y ahora voy un paso más allá. Después de haber pagado, si lo que yo quiero es poder disfrutarlo con la libertad que me apetezca, ¿por que voy a comprar y pagar la próxima vez cuando quiera escuchar nueva música si eso me lo va a impedir?

Esto no funciona, este sistema está anclado en el siglo XX y no hay forma de que admitan que su modelo de negocio está obsoleto. Yo comprendo que un creador tiene que tener su recompensa por la creación para que le compense volver a hacerlo, y porque esa creación tiene un coste y hay que amortizarlo ya que las productoras no son una ONG, pero el mundo evoluciona y los negocios deben adaptarse a dicha evolución, y saber crear las condiciones para que esa evolución les siga siendo rentable, pero no a costa de recortar las libertades del individuo.

Yo entiendo que son muchos miles de millones los que han estado ganando y que dejar de hacerlo es duro, a todos nos gusta ganar dinero fácil, y que su propósito es alargar todo lo que se pueda esta transición hacia nuevos modelos porque cuando más tiempo tarde, más dinero seguirán ganando, pero eso no debe implicar que los usuarios seamos los perjudicados, que al fin y al cabo somos los que pagamos.

Y para que nadie se rasgue las vestiduras, tiro del diccionario de la RAE:

Delincuente: el que delinque.

Delinquir: cometer delito.

Delito:  quebrantamiento de la ley.

Ahora dime tu, ¿quien es el delincuente?


Escribe un comentario


Artículos relacionados