No conozco tu blog

internet.gifCada día internet nos ofrece más y más contenidos, algunos mediante los portales de siempre o por portales verticales, otros mediante webs que se actualizan de vez en cuando, otros en los medios digitales que generan noticias continuamente para mantenernos actualizados de lo que ocurre en el mundo, y finalmente están los blogs, que generan millones de nuevos contenidos en sus post cada minuto (y eso que los blogs han muerto según algunos, aunque ya sabéis lo que digo yo: Vivan los Blogs!!).

Hace un tiempo para leer todo lo que te parecía interesante, guardabas un link en tus favoritos y así te evitabas escribir todos los días la dirección web y solo tenías que pulsar un click, pero cuando empezaron a ser muchos pasamos a crear carpetas para organizar un poco aquel caos, pero aun así era muy latoso porque debías ir visitando cada una de esas web o blogs para ver si habían escrito algo nuevo, por lo que había que invertir mucho tiempo, la mayoría de ellas sin fruto, ya que muchas no incluían información nueva dirimente, generando una frustración importante y que inmediatamente generaba un abandono de visitas en aquellos sitios, web o blogs, que no se actualizaban a diario, pero que sin embargo cuando lo hacían ofrecían información interesante y de calidad.

internet2.jpgY en eso aparecieron los RSS, feeds y los programas lectores de feeds como bloglines o google reader por poner un par de ejemplos, los dos más significativos. Y entonces empezamos a registrar todos esos blogs e incluso algunas webs que ofrecían  esta posibilidad, y volvió a pasar lo mismo que antaño, volviendo a tener tantos (yo sigo por RSS a 187 blogs diferentes incluyendo los de The Blog’s Team) que era necesario organizarlos en carpetas para poder tener un orden y un criterio a la hora de leerlos, pues a veces queremos leer cosas técnicas, otras algo más filosófico, otras algo más cultural otras cosas deportivas, otras necesitamos algo de humor, etc. y sin orden es difícil elegir y da pereza infinita.

Y hoy, leyendo un post de Rodolfo Carpintier  en el que hablaba de la nueva página de DAD, he caído que no recordaba como era su blog, que no tenia ni idea de como era, pero pensándolo bien, he empezado a repasar la lista, y me he dado cuenta que en la mayoría hace mucho pero que mucho tiempo que no he visitado el blog o la web que genera esos contenidos, que me he limitado a leer lo que postea y a exprimir el contenido que me ofrece, y solo en el caso de que me ha generado el interés de querer hacer un comentario, ha sido cuando he hecho el click correspondiente para ir a ese blog original y salir del GR.

internet3.jpgTremendo. Nos esforzamos en pensar un buen dominio que nos represente, en hacer una cabecera y un diseño que sea atractivo y moderno, que sugiera lo que contiene, le damos mil vueltas para que haya docenas de funcionalidades, lo organizamos por meses, ponemos tags para mejorar la navegación, ponemos una BarradeVideo, banners y mil cosas mas, nos esforzamos para que la usabilidad sea la correcta y finalmente los lectores habituales, los más interesados, los más fieles, no nos visitan. ¿No os parece algo  para reflexionar?

Ya se que la mayoría de la población no utiliza los lectores de feeds, bueno, la realidad es que la mayoría no sabe lo que es un RSS, de hecho ya he dejado de insistirle a los clientes sobre las ventajas del sistema porque les cuesta mucho entenderlo.

Pero ¿habéis pensado que la comunidad de usuarios que os visitan y que son avanzados en el uso de internet, es decir todos esos geeks o frikis, no viene nunca a vuestro blog? La verdad es que como número no cuentan demasiado porque son pocos en proporción (aunque depende del tema de tu blog), y tampoco en cuanto a que hagan click en los banners publicitarios o en los adsense de turno, porque sus ojos ya no los ven y por tanto nunca hacen click en ellos, por lo que tampoco se pierde mucho en lo que es dinero, pero ¿no es un poco triste saber que son ellos los que mejor podrían valorar todo lo que hemos montado y son los que menos vienen?

Me ha hecho pensar. Le voy a dar más vueltas a este tema, me parece digno de hacerlo.


Escribe un comentario


Artículos relacionados