Te quiero

Hoy quiero comenzar el día con un mensaje algo extraño, diciendo en alto:

“Te quiero”.

¿Y a quien se digo esta declaración de amor? A ti. No mires a otro sitio, estoy hablando contigo. Si, es a ti.

¿Que me he vuelto loco? No, ni mucho menos.

te_quiero.jpgEn esta sociedad decir públicamente “Te quiero” a alguien es siempre malinterpretado, ya que si es a alguien de tu mismo sexo rápidamente te catalogan por gay, lo cual no soy pero contra los que nada tengo, ya que desde siempre ha habido personas a mi alrededor que lo han sido y he tenido alguno como amigos o empleados, y puedo asegurar que me han aportado otra forma de ver el mundo y evidentemente he aprendido mucho de ellos. Y si se lo dices a una persona del sexo contrario, pues es evidente que lo que quieres es ligar, quieres sexo, lío, un filtreo, un rollete, o como mínimo camelártela por una noche.

Pues no, ninguna de las dos cosas.  Digo “Te quiero” con toda la profundidad de la expresión, con toda la fuerza que esas dos palabras contiene, y te lo digo a ti, que vienes a este blog de vez en cuando y que aportas valor con solo leerlo, o con algún comentario, ya sea apoyando lo que digo, ya sea poniéndolo en juicio, e incluso algunas veces criticando lo que yo he expuesto. Gracias por hacerlo, eso le da sentido a lo que escribo.

eduardo_collado_070508.jpgY te lo digo a ti que escribes cada día en uno de los 187 blogs que sigo desde mi lector de feeds, te lo digo porque me siento parte de tu familia, parte de ti mismo, porque me siento integrado y converso contigo leyéndote. Has conseguido que escuchar lo que escribes sea un alimento que me nutra. Te lo digo a ti que con tus podcast y videoblogs me hablas al oído, me haces sentir a tu lado, parte de tu equipo y porque aprendo muchísimo de tus puntos de vista, de tus opiniones, de tus consejos, de tus críticas.

Digo “Te quiero” a ti que acabas de caer como paracaidista en este blog y que ni sabes que esto es un blog, que te acabas de enterar cuando yo lo he dicho pues pensabas que era una página web, y digo que te quiero porque tu punto de vista diferente, limpio, da contraste a los que son “de la casa” y aporta tonos diferentes, exprésate con total libertad, estás en tu casa querido amigo o amiga.

marcosyyo.jpgDigo “Te quiero” a ti que eres uno de los cientos de amigos a los que sigo o que me siguen en Twitter y con los que diariamente cruzamos mensajes, muchas veces sin habernos conocido nunca en el mundo presencial, pero que me aportan el calor que todo ser humano necesita, y te lo digo a ti, con quien converso en esa misma plataforma y que cuando coincidimos en algún evento me da alegría poder compartir unos minutos cuerpo a cuerpo y pensar en cosas juntos, y que salgan o no salgan, son especiales mientras las charlamos y pensamos en el futuro juntos.

Y digo que te quiero porque me siento mejor sabiendo que estás ahí, que puedo conversar contigo, que me vas a responder a lo que te comento. Y digo que te quiero porque tus observaciones imprevistas cuando he twiteado un mensaje me ayudan a ver las cosas de forma diferente y eso me hace crecer, porque esos twiteos me hacen muchas veces reflexionar sobre si es el camino correcto, y eso me hace mejorar. Y cuando finalmente en algún evento te acercas y me dices “Hola Antonio, soy… nos seguimos en Twitter y hemos hablado alguna vez” me encanta porque de pronto cobra vida una foto o un avatar y se convierte en un nuevo amigo real que ha saltado del mundo digital.

ANTONIO_FUMERO.jpgDigo “Te quiero” a ti que estás al otro lado del mundo, ya sea México, Tokio, Roma, Buenos Aires, Sevilla, Houston, Bruselas, Caracas, Miami, Auckland, La Paz, Shangai, Lima, Ginebra o cualquiera de las ciudades del mundo que aparecen en esas estadísticas del blog o que reflejan el origen de todos los amigos que tengo en las 20 diferentes redes sociales a las que pertenezco:Linkedin, Xing, Viadeo, Facebook, Blip.fm, 1001poemas, Inusuales, Tuenti, MuyPR,  o cualquier otra.

dioni_nespral2.jpgY te quiero porque saber que existes me da energía, me congratula conocerte, leer tu perfil, tus gustos musicales, de cine, tecnológicos, ver tu página web, tu blog, tus películas favoritas, los poemas que escribes, las ideas inusuales que generas, las aportaciones que haces a los grupos que perteneces o pertenecemos.

Te quiero porque tu eres parte de mi, ya no puedo ser yo mismo sin saber que cuento contigo y puedes contar conmigo, que hay un lazo a veces muy tenue pero que nos une, que nos enlaza virtualmente pero que en realidad nos ha unido más allá de los propios bits.

Y decir “te quiero” es atreverse a ser vulnerable, ya lo se, es quedar desprotegido, es arriesgarse a no ser correspondido, es una declaración manifiesta de sensibilidad, de atracción , de sentimientos, y mientras que la mayoría piensa que eso me hace (les hace) débil, yo creo que me fortalece, porque tu me fortaleces estando ahí.

No se si es congruente lo que escribo pero es sincero, hoy estoy abriendo el alma poniéndola encima de la mesa y mirándote a los ojos me he atrevido a decir algo improcedente, algo irreverente, algo sencillamente en crudo, sin cocinar, tal como fluye por los manantiales de mis sonrisas. Por eso digo alto y claro una vez más:

Te Quiero, sin condiciones.


15 Comentarios para “Te quiero”

  1. Te diré lo que suelen decir las chicas al chico con el que no quiere relaciones sexuales:

    Yo también te quiero, pero sólo como amigo.

    Saludos,

  2. W-O-W
    Un post para recordar… enhorabuena!

  3. Hola, Antonio.

    Pues es recíproco, yo también te quiero.

    Me ha gustado este post tuyo de hoy, si señor.

    Salu2
    Paco Barranco

  4. @sagit Gracias, yo como amigo, y como se suele decir… y lo que surja (evidentemente excluyendo el amor y el sexo jajaja)

  5. @Daniel Rodrigo muchas gracias, me alegro que te haya gustado

  6. @Paco Barranco gracias, efectivamente es recíproco, ya lo sabes, no es nuevo para ti.
    un abrazo

  7. Yo también te quiero. Yo acepto con mucha felicidad que tu me quieras, y confío que tu aceptes ser quierido por mí. Quiero a los que tu quieres. Quiero a los que te quieren y a tí (y te hacen feliz). Quiero a quienes vas a querer en el futuro que estás por descubrir. Quiero a quienes te van a descubrir a tí en su futuro (y en el tuyo, claro). Quiero esto que has escrito. Lo quiero mucho, porque es muy querible y porque hace bien a mucha buena gente y quiero que seas muy feliz.

    Sobre todas las cosas: quiero que a quien o a quienes hayas dedicado tus palabras, las acepten, las haga propias y te respondan siempre de la misma manera porque, yo no lo dudo, tu te lo mereces.

  8. Sin palabras Antonio, lo tuyo empieza a superarme. No se si seguir leyéndote por que en lugar de animarme me desmoraliza, pones el listón muy alto.

    Y lo que es mejor, no eres el soplagaitas blogero típico que dice lo políticamente correcto. Vas a conseguir que tambien nosotros te queramos.

  9. @Mario Dehter Te quiero… dar las gracias por tanto “te quiero” para todos ;-)

  10. @Ramón Albiol nunca he sido un soplagaitas, ya están los cupos llenos e incluso hay excedentes, y ademas tendría que aprender y eso a mis años… jajajaja.

    Lo cierto es que yo no soy sino el fruto de la suma de lo que aprendo de personas como tu, eso me enriquece, me fortalece y me hace ser mejor.
    Gracias de veras por tu amistad, eres un gran tipo, aunque con decir eso no descubro nada nuevo.
    Un abrazo

  11. que barbaro, si me hiciste sentir algo.
    tambien te quiero mi amigo.

  12. Muy majo tu post. Además de majo, original. Además de original, valiente. En los blogs se habla mucho de datos, de opiniones pero bastante poco de emociones. Este es un post que da calor a la relación a través de este medio. Y eso está muy bien. Enhorabuena Antonio.

  13. Gracias @cooldesechable eso está bien, sentir es una buena señal, indica que uno sigue vivo.

  14. Gracias @Ignacio Segovia ya sabes que yo soy así, suelo centrarme poco en los datos y más en las emociones, tanto propias como ajenas.

  15. eres todo un amor… besos!

Escribe un comentario


Artículos relacionados