Las metas para el año nuevo

calendario.jpgComo acaba de empezar el año nuevo, es momento de hacer propósito de enmienda (a la totalidad casi siempre), y decir que haremos en este año todo lo que sabemos que debemos hacer pero que no hemos hecho en los últimos 20 años, pero como es primeros de año, la conciencia mira atrás y nos recuerda que todo eso está pendiente y que debemos hacer algo al respecto.

exito.jpgPero la realidad se impone a todo lo demás y dentro de 10 o 15 días, un año más,  todos esos buenos propósitos habrán vuelto a caer en el olvido de nuevo, pues los propósitos son buenos, son necesarios, pero para conseguirlos no son suficientes ya que es necesario utilizar métodos concretos y comprobados (como en cualquier disciplina), y como explico en mi libro “Tiempo para el éxito“, es necesario, por ejemplo, poner metas concretas, ponerle una fecha final, hacer un plan de acción detallado para ir cumpliendo objetivos diarios, semanales, mensuales, y tener herramientas que nos permitan saber si llevamos el rumbo correcto y si vamos cumpliendo las metas volantes en tiempo, y por último, hay que ponerle despues un compromiso total de llevarlos a cabo y que todo eso sea un área de motivación y no un agobio.

Y últimamente se ha puesto de moda el publicarlos, decir en el blog lo que queremos conseguir este año, lo que queremos lograr a 31 de diciembre, y eso está bien, eso nos compromete al haberlos dicho en voz alta, como la famosa historia del conquistador que después de desembarcar quemó las naves en que habían llegado para darles un mensaje claro a sus tropas: “solo podemos avanzar y vencer, no hay regreso, no hay vuelta a casa”, pero lamentablemente los leo con cierta desconfianza pues, aunque hay algunas excepciones, la mayoría  no dicen más que cosas vagas, sin concrección, utilizando palabras como “más” “subir” “disminuir”"aumentar”… etc. pero sin decir las cantidades que se quieren lograr (las fechas se supone que son a 31 de diciembre al ser metas para este año).

Y lamentáblemente así no funciona, ya que al decir cosas de ese estilo en donde no ponemos números concretos, solo estamos dejando la puerta abierta para no comprometernos definitivamente pues por un lado no habrá presión para conseguirlo y siempre nos sentiremos satisfechos con cualquier mínimo resultado, y de esta forma, al llgar el fin de año quedaremos muy bien de cara a la galeria diciendo lo buenos que somos al haberlas cumplido pero sin ser realmente cierto.

diana.jpgPor poner un ejemplo, si tengo 100.000 visitas y digo que quiero aumentarlas, en cuanto consiga 100.001 ya he cumplido, y por tanto me sentiré satisfecho, pero ¿era esa la cifra que tenía en mente cuando dije que quería aumentar visitas? seguro que no, para mi esa cifra solo es mantener el número del año anterior.

Sin embargo si digo que quiero aumentar un 20%, ya se que la meta es 120.000 y eso me compromete, me obliga, y me mete presión, pues si al pasar el ecuador del 30 de Junio apenas llevo (por poner un ejemplo) 50.000, tengo una referencia de que voy retrasado con respecto a mi meta final (ya se que las visitas no son iguales todos los meses, es solo un ejemplo numérico).

Yo no voy a deciros las metas del año por dos motivos, el primero porque no necesito hacerlo de cara a la galería, es algo íntimo en la mayoría de ellas, y segundo porque como ya sabeis los que me conoceis, mis años cuentan de 1 de Septiembre a 31 de Agosto, y por tanto fueron puestas hace 4 meses, lo cual me permite en estos momentos ver si después del primer cuatrimestre voy retrasado, si estoy cumpliendo lo previsto o si por el contrario llevo algún retraso en alguna de las metas propuestas.

Por ejemplo, una de las metas para este año es leer al menos 12 libros, y por el momento llevo 6 pero por ahora os digo cinco de ellos:

  • Generación Einstein” de Jeroen Boschma - Un buen libro sobre la generación de chavales que está creciendo y empujándonos con tanta fuerza que nos van a echar fuera en muy poco tiempo.
  • Los hombres que no amaban a las mujeres” de Stieg Larsson - Una muy interesante novela policiaca que te atrapa en seguida con un buen desarrollo.
  • El futuro del Management” de Gary Hamel (un muy buen regalo de un muy buen amigo)
  • El monje que vendió su Ferrari” de Robin S. Sharma (llevaba añospendiente de leerlo) No me ha satisfecho, he leido muchos similares mejor presentados, pero para quien no tiene costumbre de leerlos puede gustarle y aportarle cosas.
  • La buena suerte” de Alex Rovira y Fernando Trias de Bes (tambien lo tenía retrasado) Buen libro, sencillo pero bien desarrollado.

Pues con estos datos puedo ver que llevo un pequeño adelanto que me permite tener un margen de maniobra mínimo y que estoy cumpliendo la meta de 1 libro al mes, 12 libros al año, es decir, el plan de acción funciona y no hay que cambiarlo, ya que la frase mágica que aprendí hace 20 años es:

“las metas se escriben en hormigón,

los planes de acción en arena”

Y esto es así para que podamos cambiarlos si las metas volantes nos indicasen que no las estamos alcanzando y eso solo es posible poniendo concrección.

Y asi con todo, con lo profesional, lo personal, y lo espiritual, las metas deben abarcar a todos los aspectos de nuestra vida, aunque ya se que alguno estará poniendo el grito en el cielo al leer estas palabras, no me sorprende, he dado cursos de planificación de tiempo, metas y objetivos desde hace mucho tiempo y ya estoy acostumbrado, pero no por ello la realidad va a cambiar, esos aspectos son necesarios cubrirlos si queremos llevar una vida equilibrada, y se deben no solo poner metas en ellos sinoincluirlos en las planificaciones semanales.

Ya os iré contando más sobre este tema en el que llevo metido un par de décadas y que tantome gusta.


Escribe un comentario


Artículos relacionados