Costumbre y tradiciones de Polonia

Como ya leísteis, estuve en el norte de Polonia pasando las navidades, y ya visteis algunas fotos del mar helado, de señales de tráfico sorprendentes (hay más en flickr) de algunos otros sitios que he visitado, etc.

Hoy quería hablaros de algunas costumbre y tradiciones que he viví en esos días, de las que unas me han gustado y otras no. Desconozco si todas son extensibles a todo el país, a la región o solo a esos pueblos, pero yo os las cuento a ver que opináis.

No me han gustado

Al entrar en las casas hay que quitarse los zapatos. Esto en tu casa no tiene problema porque te pones las zapatillas pero en casas ajenas… vas en calcetines, y a veces sobre suelo frío, lo cual es bastante desagradable. Y no puedes dejar de hacerlo porque es una costumbre (esta si confirmo que es extensible en general al país, no solo a donde yo estuve).

Polonia_fuegos_artificiales.jpgEn nochevieja, incluso con 12 bajo cero (y no era un duro invierno), se sale a la calle a celebrarlo con fuegos artificiales profesionales, con petardos de todo tipo y las botellas de champán. El frío es tremendo para estar casi una hora, pero el ver como se van prendiendo los fuegos artificiales a escasos metros de donde se almacenan los que quedan por prenderse, ver como se permite que niños de 8 o 10 años manejen no solo petardos sin otros mas grandes, esos que en España calificamos de “profesionales” y que solo manejan los expertos por motivos evidentes de seguridad, me ponía los pelos de punta, sobretodo porque al venderse en mercadillos las garantías son nulas o escasas y por supuesto algunos fallan y salen hacia los lados donde está todo el mundo mirando provocando el susto morrocotudo y algunas quemaduras.

El día de nochevieja no se come a mediodía, a cambio se desayuna bien y se picotea hasta que llega la cena y eso descoloca del todo.

Se cena muy pronto, la tradición en la zona donde estuve es cenar con la primera estrella (recordad que no se ha comido a mediodía), pero como anochece tan pronto, eso ocurre sobre las 6 de la tarde. Luego se hace eterno esperar a que sean las 12 de la noche para celebrar el año nuevo, parece que no llega nunca y te sientes desorientado porque parece que ya son las 4 o 5 de la madrugada, y solo es desorientación al haber cenado tan pronto.

No hay turrón, mazapán, polvorones… era lógico, es una costumbre española, pero aun sabiéndolo lo eché en falta, menos mal que me los llevé de aquí.

Si me han gustado

La cena de nochevieja se ha de comer 12 comidas diferentes para que os 12 meses vayan bien en el nuevo año. Dicho así es fenomenal, pero para hacer 12 comidas diferentes en una cena familiar, es mucho pero que mucho mucho curro.

Polonia_casa_en_navidad.jpgHay muchas casas que se adornan con lucecitas de colores tanto en los pueblos pequeños como en las casas que hay a lo largo de las carreteras , pero no me refiero solo a las ventanas por dentro, no, me refiero a la casa en general por el exterior, desde la fachada, el marco de las ventanas, las cercas de entrada, los árboles del jardín, etc y hace un efecto muy simpático y atractivo.

Como me gusta el agua muy fría, tanto para beber como para lavarme la cara, ha sido una gozada. Para beber se enfriaba más dejándola en la ventana que en la nevera. Era de prever.

La hospitalidad en todas las casas, en seguida te tratan como si fueras íntimo y te ofrecen lo que tienen, aunque no te hayan visto nunca y solo acompañes a una persona que conocen. Incluso si el vecino viene a saludar las navidades, se le invita a comer (incluso si ya se ha terminado de comer) ypuede que se quede a charlar y de paso acepte la invitación.

En navidades se regalan muchos dulces, y os puedo asegurar que algunos exquisitos, como los caramelos de café con leche, que son tan blanditos que se deshacen en la boca sin masticarlos (todo lo contrario a los de España que son duros y se pegan en los dientes sin remedio),  o muchos otros de chocolates, etc.


Escribe un comentario


Artículos relacionados