En casa del herrero cuchillo de palo

Hoy voy a contar algo que me duele pero que me ha venido muy bien para hacerme reflexionar.

Yo suelo decir y explicar que  se debe proteger la marca y ocupar los espacios que tengan que ver con ella al menos para que no los ocupen otros: quizás la competencia, quizás algún especulador, quizás alguien con malas intenciones y con animadversión hacia nosotros, y eso debe llevarnos a registrar los dominios .com y .es como mínimo, registrar a marca en la Oficina de Patentes y Marcas, y algunas cosas más, y en este nuevo mundo digital interactivo, a registrarnos en los diferentes lugares donde la marca pueda tener posibilidades de registrarse, por ejemplo en Facebook, en Twitter, Flickr, etc.

fenix_media.jpgPues el pasado mes de Septiembre, con motivo del Eats And Twitts, hubo una persona que me dijo con una sonrisa y alguna ironía que si quería el twitter de Fénix Media que me lo daba, y me quedé de piedra porque de nuevo ha vuelto a pasar, en casa del herrero cuchillo de palo, lo más difícil es aplicarse a uno mismo sus propias enseñanzas.

Y lo primero que le dije es si, por supuesto, pero déjame que lo explique, déjame que lo cuente, que no me duelen prendas decir que he metido la pata y me he equivocado y explicarlo para hacernos reflexionar a todos que podemos despistarnos en cualquier momento y puede aparecer otro con no tan buenas intenciones como este amigo al que no voy a decir quien es, solo que es un amigo de twitter.

Y de inmediato estuve reflexionando porqué se me había pasado algo tan básico, y la conclusión es evidente, me he enfocado más en mi marca personal que en la de la empresa, y como Fénix Media no tiene una estrategia de posicionamiento individualizado y está en pleno proceso de transformación, pues ni me acordé de hacerlo, y eso ha llevado a dejar espacios como este, con los consiguientes riesgos que eso supone.

No podemos despistarnos, no podemos olvidar que este mundo interactivo lo componen millones de usuarios y que no todos tiene las mejores intenciones, y aunque las tengan, puede que les nuble una idea de poder sacar partido económico y querer vendernos por “un módico precio” esos lugares que nos corresponden. Y que si no pagamos, ellos pueden utilizarlo como si fuéramos nosotros mismos lanzando mensajes o comunicaciones diferentes (por decirlo de alguna forma) y alguien puede pensar que somos nosotros realmente, con el consiguiente daño a la imagen de la marca.

Pues que nos sirva de enseñanza a todos, el primero a mi que soy el ejemplo del error en esta ocasión, y que nos haga reflexionar de como crear protocolos de actuación cada vez que creamos una marca y queremos protegerla.

Y por último, gracias a este amigo, que espero me de el perfil en los próximos días.


5 Comentarios para “En casa del herrero cuchillo de palo”

  1. Y luego nos quejamos de los políticos. El “honrado” ciudadano de a pie …. para morirse de la risa.

    Tu es que eres muy buena persona y muy correcto, pero yo no.
    Eso no es ilegal, es INDECENTE, hay gente que parecen “vampiros”, aunténticos y absolutos “vampiros”.

    Vamos, que ya entiendo porque en este país “la más” es justamente Belén Esteban.
    En fin …..

  2. @Juana
    No siempre las cosas se hacen con mala fe, en mi caso no lo hice con mala intención o especular, lo he hecho 3 veces y con nombres de empresas de amigos para sorprenderles.

    En este caso con motivo que Antonio venía al Eats & Twitts de Barcelona fue lo primero que hice, decirselo.

    Un saludo

  3. @juana, corroboro que no ha sido en este caso de mala fe, todo lo contrario, de hecho nos reimos mucho con todo ello porque me ha servido de lección personal, y él se ha portado genial en todo momento y si no me lo ha dado antes ha sido porque yo no quise hasta haberlo publicado en el blog.

    Y por si te queda alguna duda, ya me lo ha transferido, solo me ha costado pagarle 3 millones de euros, un yate y un jet de 12 plazas ;-) un precio ridículo por el valor del nick
    saludos y gracias por comentar

  4. ¡Que alegría! …. menos mal, siempre he creido en los seres humanos. Me dejáis más tranquila.

    Aún así es una lección para aprender, es que mi marido es informático y me había contado lo del “buitreo” ……
    @LilianaElena Siempre se encarga de recordarnos la importancia de los dominios.

    Gracias por aclarármelo.

  5. […] En casa de herrero, cuchillo de palo […]

Escribe un comentario


Artículos relacionados