Una escuela virtual que se convierte en real en Zambia gracias a Unicef… y a ti

 El pasado martes me invitaron a participar en una iniciativa que me parecía muy interesante y aunque me coincidía con otro compromiso, lo cambié de fecha para poder asistir porque creí que merecía la pena apoyarlo.

Unicef_Schoolland_240511_02.jpgMe estoy refiriendo a SchoolLand, una iniciativa que ha lanzado Unicef España en redes sociales, algo tan simple como utilizar Facebook para recaudar fondos para construir una escuela en Zambia pero hecho de una forma sencilla y útil.

Las redes sociales están destinadas a jugar un papel muy importante, pero en el plano solidario hay muchas posibilidades de realizar cosas como esta que solo requieren de ideas creativas y poco presupuesto, eso si, como digo con un componente social muy importante, y aqui está la prueba, pero hay muchas posibilidades mas de cosas similares.

La presentación, que fue en las oficinas de JWT, estuvo a cargo de Andrés Conde, director de campañas en UNICEF y Patricia Leiva, Comunicación y RSC en ING Direct,  y si entras en la aplicación School Land podrás ver que cosas son necesarias, aunque si prefieres te lo explico primero:

Unicef_Schoolland_240511_00.jpg

Una escuela en Zambia para poder construirla y que esté dotada de 3 aulas,  material escolar, equipamiento médico, suministro de agua potable, huerto escolar, zona deportiva, cocina, libros, etc. cuesta 75.000 €, y para empezar, ING Direct ha puesto los primeros 20.000 €, con lo que solo faltan 55.000 €, y han pensado que la mejor forma de conseguirlos (y yo creo que también) es utilizar las redes sociales, y en especial Facebook para ofrecer la posibilidad de que vayamos poniendo cada uno nuestro granito de arena, vinculando nuestro apoyo a los materiales como tal, es decir, donando 1,20 € para un ladrillo, 2€ para un bidón de agua, 20€ para material escolar, o 25€ para formación de profesores entre otros, y de esta forma vas viendo en que estás contribuyendo a que esa escuela sea una realidad muy pronto.

La donación es muy sencilla y la puedes hacer por tarjeta de crédito, SMS o PayPal y a continuación compartirla en tu perfil de Twitter o Facebook para invitar a tus followers o amigos a que se sumen a la iniciativa.

Unicef_Schoolland_240511.jpgLa idea es buena y la viralidad que puede tener utilizar el social media para ello, publicando nuestro apoyo tanto moral como material va a ser decisivo y estoy convencido que va a tener un gran éxito, y por mi parte no va a quedar. Por ahora he donado 10€ para material escolar, y ahora lo mas valioso, contarlo y tratar de que llegue a muchas personas para que se difunda rápidamente y la escuela esté completa en poco tiempo y obliguemos a Unicef a que abra la segunda, la tercera…

Para el lanzamiento nos invitaron a varios bloggers a colorear con tempera escolar y por supuesto con nuestras propias manos, una pared  donde estaba el dibujo de la escuela, y os aseguro fue un momento muy divertido (pintar con los dedos es algo que deberíamos practicar de vez en cuando para hacer salir a flote al niño que sigue dentro de todos nosotros) y en el vídeo podéis verlo mejor.

Ahí podéis ver a @mberzosa @vexerina @fmlopez48 @borjatube @mitus82 y alguno mas que ahora no recuerdo (que me disculpen) y por supuesto un servidor :-)


2 Comentarios para “Una escuela virtual que se convierte en real en Zambia gracias a Unicef… y a ti”

  1. ¿Y no sería mejor que todos tomemos consciencia y dejemos de contribuir con las guerras y la espoliación sistemática de recursos de esos paises?
    En la declaración de renta existe una cosa que se llama Objeción Fiscal al Gasto Militar. Los bancos también financian guerras y explotación de recursos de países empobrecidos POR NOSOTROS. La alternativa es moverse a una banca ética.
    Yo ya he puesto mi granito de arena con estas dos acciones, de momento. Alguna ONG puede estar bien, pero veo ridículo pagar acciones benéficas para un sitio y estar a la vez colaborando con el empobrecimiento del mismo sitio.

  2. Gracias por tu comentario jaca101, yo no veo mal tomar acción en proyectos como este, porque independientemente de que lo que dices pudiera ser cierto, estas iniciativas no perjudican a nadie

Escribe un comentario


Artículos relacionados