La renovación de los buscadores en las redes sociales

Una de las mayores empresas del mundo actual y gran líder del mundo digital es Google, eso no tiene nada que discutir ni que explicar, es una realidad que todos conocemos, y lo ha hecho implementando un modelo de negocio diferente a todos los que se habían utilizado antes, algo muy sencillo, empezando a ofrecer gratis sus servicios de buscador y haciendo negocio con esas búsquedas pero no con los que las hacen sino con los que quieren ser encontrados.

egipcio.jpg

Para resumirlo de  forma más coloquial, es como un guía turístico del lugar que se conoce la ciudad al dedillo, todos sus locales, tiendas, bares, restaurantes, y rincones mas dispersos, llevándote a donde tu quieras sin cobrarte un céntimo y llevándoselo muerto de las comisiones que le pagan esos sitios por llevarte a ti hasta allí, compres o no, cobra porque dejarte en la puerta de su tienda.

 

Además te hace regalos gratuitos, como salas donde puedas trabajar con amigos o compañeros de trabajo, te da espacio para que dejes allí tu correspondencia y la recojas cuando quieras, una biblioteca gratis para que guardes tus documentos.. y docenas de cosas más sin cobrarte nada, solo esa “mordida” de los locales en los que deja personas en su puerta, y con eso se ha hecho multimillonario. Una gran idea y muy bien implementada.

Pero el mundo digital ha ido muy rápido y han aparecido miles de millones de webs que necesitaban ser encontradas y Google las ha ido incluyendo, en mayor o menor medida, en sus bases de datos de webs “encontrables”, pero de pronto fueron surgiendo ecosistemas que atraian a los usuarios y que lejos de estar abiertos a todos, sus dueños pusieron una verja, dos matones en la puerta, a un lado uno llamado “login” y al otro lado otro llamado “password” que no dejaban entrar si no estabas en sus listas, matones_01.jpgal mejor estilo discotequero nocturno de los locales de moda. Y levantaron muros para proteger lo que allí ocurría, consiguiendo que desde fuera no se escuchara la música, con lo que podiamos ver por las ventanas a los millones que se lo pasaban bien haciéndose fotos, grabando vídeos, dandose abrazos, diciéndose cuanto me gustas… pero no sabíamos que música tocaban dentro.

 

Y asi Google vio como millones de personas en todo el mundo entraban en estos locales y todo lo que allí ocurría no podía incluirlo en su buscador y cobrar por ello su comisión tan preciada. Se le ocurrió negociar con esos locales para mantener su modelo de “yo te traigo a millones mas y tu me das comsiones por traerlos” y algunos aceptaron pero otros no, ya que eran conscientes que no necesitaban un guia promocional porque ya entraban a millones nuevos mas cada día sin su ayuda.

Pero esos usuarios que visitaban esos cotos cerrados estaban acostumbrados a usar ese tipo de guías que les ayudasen a encontrar todo de forma muy sencilla y rápida, y sin embargo dentro de esas paredes lo que encontraban eran solo guias amateurs que no se habían profesionalizado, que no habían ido a la universidad y malamente se defendían dando resultados muy pobres a las peticiones de sus clientes, y eso ha estado produciendo muchas quejas de sus clientes.

Esos clientes exigen hace tiempo que haya no solo un buscador, sino un encontrador, que trabaje muy diferente del guía que ya conocen que existe en la ciudad, ya que el ecosistema que ocurre en estos lugares no es de calles, callejuelas, avenidas y plazoletas con sus números correspondientes, sino de conversaciones y emociones, quieren saber quien es el mas popular en cada una de las zonas de esa disco, quien recibe mas abrazos, a quien se le hacen mas fotos y vídeos, de que habla la gente de las diferentes zonas, quienes conversan sobre sus hobbies, donde guardan las fotos de gatitos, y muchas cosas mas.

Facebook y Twitter, dos de las principales zonas valladas que están acaparando mucho tráfico, han triunfado al conseguir que todos queramos estar allí (y muchos millones mas que se unen cada día) y pasemos miles de horas dentro, han generado ecosistemas cerrados que ofrecen servicios que los usuarios de todo el mundo aprecian y utilizan, pero… sus guias turísiticos no están a la altura, son poco profesionales, en definitiva no funcionan como los visitantes quieren y necesitan, y los resultados que ofrecen no son los que les solicitan sus clientes, ya que la nueva profesión no es de buscador sino de encontrador, y eso dista mucho de lo que actualmente ofrecen.

ruido_01.jpg

Necesitamos esos servicios, los necesitamos ya, hay tal caos interno con tanto ruido como si pusiéramos la radio y sonaran mil millones de emisoras a la vez subiendo y bajando el volumen de forma continua, y al igual que un mapa tradicional de papel no sirve para una guia de emisoras de radio, tampoco sirve para lo que demandan los usuarios de las redes sociales o de twitter.

No buscamos lugares, buscamos conversaciones, no queremos encontrar calles sino emociones; no necesitamos saber que tal empresa está en el 5º izquierda sino quien da y recibe mas abrazos (me gustas, retweets, comentarios, críticas, visualizaciones, menciones, impactos… etc); no necesitamos saber que dice el rótulo luminoso sino quien habla de mis aficciones, de mis gustos, de mis intereses; quien ha mencionado algo referente a lo que dije ayer y que nuevas conversaciones han generado mis comentarios aun a pesar de que en ellas no se me mencione pero que tuvieron origen en algo que comenté, y si estas son positivas, negativas o neutras; si esos nuevos debates, comentarios o soliloquios que nacieron de los mios son valiosos; si han llevado a otras temáticas que a mi no se me habían ocurrido pero que pueden ser complementarias y sobre las que a mi quizás me gustaría opinar… Y no solo lo queremos saber como personas, sino también como empresas, como marcas, como marcas personales… Nos interesa saber la huella social que generamos o que no generamos cuando lo intentamos, y lo queremos saber cuando está ocurriendo para saber si los circulos de olas que nacen con nuestras disquisiciones duran en el tiempo o chocan con otros similares. Y por otro lado, como decía MarilynFerguson en “La conspiración de Acuario”, están naciendo muchas flores silvestres en todo el mundo y muchas de ellas, aunque no se conocen entre si, tienen ADN casi idéntico. Y queremos conocer a nuestros iguales y a nuestros diferentes.

En resumen, creo que hay una oportunidad de crear una profesión nueva, de que nazca la nueva generación, que además de buscadores sean encontradores y sobretodo grandes escuchadores, esta es la clave, escuchadores profesionales, lejos de ser oyentes, bibliotecarios o guías turísticos que indexen y clasifiquen, se especialicen en escuchar y comprender lo que decimos, sepan distinguir no solo las palabras sino también las emociones de lo que decimos, las ironías o el humor con las que las vestimos,  y recordar todo creando árboles infinitos de como se enlazan unas con otras generando mapas de calor emocionales y conversacionales que nos indiquen los caminos que han seguido. Y ya se que no es sencillo pero si quieren satisfacer las necesidades de sus usuarios y sobrevivir, necesitan hacerlo cuanto antes o vendrá otro que lo haga y se lleve a la clientela, que ellos no fueron los primeros, ya hubo otros que hoy casi ni existen.


Escribe un comentario


Artículos relacionados