El mundo virtual no existe

Escuchamos hablar y nosotros mismos hablamos del mundo virtual como algo vaporoso, como una película de dibujos animados que parece que son seres reales pero que todos sabemos que nunca han existido ni existirán fuera de la pantalla, pero la realidad es mucho mas tozuda y lo cierto es que ese mundo virtual son seres humanos, son personas que tu y yo conocemos, es decir, es tan real como el que vivimos presencialmente.

paloma_mensajera.jpgAl principio para comunicarnos con las personas que no estaban allí mismo con nosotros nos envíábamos palomas mensajeras, luego mensajeros a caballo, posteriormente cartas o postales y así podíamos decirles cosas por escrito (era la única forma), luego la tecnología avanzó y nos llamábamos por teléfono y la voz convivió con el papel, mas tarde tuvimos teléfono movil y eso nos permitió dejar de comunicarnos con un sitio físico y poder hacerlo con las personas. ¿Era eso un mundo virtual de papel o de voz?

Parecía fantástico, era un paso importante, aunque al principio creímos que la telefonía móvil solo sería para los ricos dado los precios que tenían los terminales pero eso cambió con el tiempo como todos ya sabemos. A partir de aquí la espiral de la tecnología impulsó la velocidad del cambio y empezamos a enviarnos SMS, mas tarde email, luego nos estuvimos chateando por IRC,  luego conversamos por twitter, por facebook, por linkedin, por skype, ahora nos hablamos por whatsapp o por LINE… y vendrán otras formas quizás mañana quizás la semana próxima, pero sigue siendo una conexión casi tan intensa como la vida que llamamos real.

redes.jpgLa comunicación es lo que hay detrás, es lo que nos impulsa a utilizar uno u otro método, una otra tecnología. La comunicación es una necesidad del ser humano, imperiosa y sin la que no podríamos vivir, de hecho uno de los castigos mas duros y antiguos que se ha aplicado al ser humano durante toda la historia de la humanidad es el aislamiento. Y lo que hemos conseguido es que esa comunicación tenga más riqueza, mas presenciabilidad, mas de nosotros mismos.

El telefono aportó la voz; el email la posibilidad de la carta pero con instantaneidad; el chat la conversación escrita en tiempo real; la videoconferencia la imagen; las redes sociales el poder añadirnos nosotros mismo, pudiendo crear un perfil que enseñar al mundo enriquecido con fotos, video, blogs… etc y poder conectarnos a un universo plano, las redes sociales han destruido eso que los estados han tratado de mantener durante siglos, las fronteras, han aplanado el planeta de forma definitiva e irreversible. Y a eso le añadimos la movilidad que han traído los smartphone para conseguir que todo ello vaya en nuestro bolsillo allá donde nosotros estemos.

El fondo de todo ello es que queremos y necesitamos estar conectados y poder relacionarnos con muchas personas incluso que no conocemos, con seres que están en el otro lado del mundo, algunos amigos que se mueven y se cambian de ciudad o país pero con los que no dejamos de poder conversar, charlar, o compartir lo que vivimos, de decirles que les apreciamos, o de enseñarles lo que vivimos en nuestra jornada diaria, y en eso da igual la ubicación física porque lo importante es la conexión.  Y eso es fantástico, es maravilloso.

abrazo.pngY el networking es eso, la posibilidad de trabajar conscientemente esas conexiones, de mantenerlas, de hacerlas crecer, de enriquecerlas, de aportar valor a esas personas con las que conversas y te ríes pero que puede que incluso no sepas ni en que país viven porque ha sido una conversación digital de meses o años, y a veces te da igual porque la relación es mágica entre dos seres humanos que se sienten conectados o afines en la forma de pensar, y en otras es puramente profesional y sigue siendo igual de valiosa.

Y un día coincidimos físicamente por primera vez en un evento, en una comida, en una celebración y de pronto nos fundimos en un abrazo porque ambos sentimos que no es el primer día pues lo cierto es que hace mucho que nos conocemos. Si, nos conocemos en esa otra parte del mundo que se empeñan en llamar virtual pero que es una parte muy real del mundo que vivimos, incluso en muchas ocasiones nos conocemos mucho mejor que con personas con las que trabajamos 5 días por semana pero con las que no cruzamos apenas sino un saludo al entrar o salir. Y el fundir ambos mundos es lo que aporta tanto al ser humano, lo que le hace crecer de verdad, lo que nos impulsa a otro nivel y nos permite seguir realizándonos como personas. Conversar, conocer, abrazar, tuitear, compartir, mirarse a los ojos y sonreir… ¿quien dijo que unos excluyesen a los otros?

Y entonces llega el momento de definir lo real y lo no real, de definir cual es tu vida ¿la presencial o la digital? Pues tu vida es tu vida, es un poliedro de miles de caras y miles de aristas, el resto son caminos para poder desarrollarla y comunicarte. Si trabajas tu networking, el mundo virtual no existe.


1 Comentario para “El mundo virtual no existe”

  1. […] on www.antoniodomingo.com About these ads GA_googleAddAttr(”AdOpt”, “1″); GA_googleAddAttr(”Origin”, “other”); […]

Escribe un comentario


Artículos relacionados