Estrategias para pymes en social media

Cuando hay que definir una estrategia para una compañía, si no estamos hablando de grandes empresas, lo primero que marca las directrices a definir no son siempre los objetivos, que deberían ser el primer punto a tener en cuenta, sino el microscopio.jpgpresupuesto, que en los últimos años ha pasado por manos de varias tribus reductoras de cabezas y casi necesitamos un microscopio electrónico para poder verlo, por lo que, en función de éste, podemos planificar unos u otros objetivos y por tanto todo lo demás entra por el ojo de la aguja de la disponibilidad económica del momento, y digo del momento porque esto puede dar cambios a lo largo del tiempo.

Este planteamiento sabemos que es inverso al que deberíamos tener, pero si en el momento actual las pymes no disponen, nunca han dispuesto, de un presupuesto suficientemente amplio para planificar este canal, mucho menos para ir a toda vela, y debido a esto empiezan a jugar con cierta desventaja antes de empezar, aunque esto como explicaré mas adelante, no es literalmente cierto.

Por tanto, deben aprovechar sus mejores virtudes para poder sacarle todo el partido a este entorno y poder producir con menos recursos, y si en esa jugada acaban confiando en una experiencia.jpgagencia especializada, es muy probable que ambas consigan hacer encaje de bolillos para lograrlo, la agencia aprovechando la experiencia de anteriores clientes y de haber llevado en otras ocasiones cuentas de similar nivel, así como su visión global del on y el off, y la empresa gracias al conocimiento y flexibilidad que tienen las pymes por definición.

Esto significa que aquello de los medios, tanto los propios, ganados como los pagados toma un carácter mucho mas estratégico que nunca, y su planteamiento en el timing y en como ir poniendo las piezas de este complejo puzzle sea esencial. El problema es que en muchas ocasiones las pymes tratan de reducir tanto que dejamos al buey sin pasto y se nos muere de hambre a mitad del camino, y por tanto es imprescindible poder planificar bien las inversiones y las acciones a tomar con una visión anual, aunque como pasa en los aviones, es imprescindible ir corrigiendo rumbo el 99% del tiempo.

¿Y por donde empezar? Evidentemente no hay una receta standard que sirva para todos los casos, pero ese ajuste pasa por empezar optimizando la web, hacerla social; formar al personal en estas nuevas materias; aprovechar el conocimiento y la experiencia del equipo que integran la empresa para poder mostrarlo al mundo; diseñar una estrategia con visión de 360º en donde definir prioridades en función de ese presupuesto antes mencionado; crear los canales sociales y estudiar como poder integrarlos con la estrategia offline, si es que la empresa no es puramente digital; entre otras cosas.

Cockpit-instruments1974.jpgEso significa que una parte importante de la inversión inicial tiene que ir destinada a que podamos tener el vehículo apropiado para correr en esta carrera: hay que ponerle ruedas y calibrarlas, verificar que lleven la presión correcta; revisar el motor y ponerlo a punto, o al menos lo suficiente para que no nos deje tirados en la tercera curva; poner limpiaparabrisas nuevos que nos permitan quitar la suciedad o lluvia que nos impida ver el camino por delante; poner amortiguadores nuevos,; cambiar el aceite y no ser rácanos poniendo uno de cocina; etc, es decir, antes de empezar debemos preparar el vehículo en el que nos vamos a montar y con el que queremos llegar lejos.

Y entonces, y solo entonces, podemos ponernos en marcha hacia afuera, a empezar a crear contenidos y subirlos al blog, a interactuar con el mundo, a tuitear, a subir vídeos, a crear canales en linkedin… y todo lo que viene después en función de esa estrategia hecha a medida del cuerpo serrano de nuestro escuálido presupuesto. Y digo esto porque en muchas ocasiones al haber poco dinero disponible se quiere invertir solo en acción y no en preparación, y así no funcionan las cosas, realmente nunca han funcionado, y me recuerda a esos pollos sin cabeza corriendo de un lado a otro sin saber que hacen ni a donde van.

Y en ello veremos como pasar de los medios propios a los ganados, y combinarlos con los pagados para poder acabar haciendo un cuadro por supuesto eficaz. Hace mas de siete años que vengo diciendo que Las mejores oportunidades en Internet son para las pymes y me sigo ratificando en ello, ahora mucho mas que nunca con todas las posibilidades que el entorno de social media permite, pues aunque los presupuestos sean pequeños, las pymes y las micropymes pueden hacer cosas muy interesantes si apuestan e invierten en ello, su cintura flexible, su capacidad de cambio a velocidad, su cercanía con el cliente, su enfoque personalizado… valen un imperio y pueden acabar dándolas un impulso que ni se imaginan, eso si, que nadie piense que esto es de la noche a la mañana, los Baobabs no crecen en 3 semanas.


Escribe un comentario


Artículos relacionados