Hacer Networking con los bits

Este post lo publiqué en la página de CVE Confederación Vallisoletana de Empresarios previa a mi ponencia titulada “Networking: Estrategias para convertir relaciones 2.0 en 1.0″ que di la semana pasada en la IV Semana de las Redes Sociales y Comunicación de Castilla y Leon , que se ha celebrado en Valladolid, un evento de una sermana de duración y por el que han pasado grandes profesionales y que ha sido un completo éxito.

Os traigo el texto tal como se publicó en su web: 

cromosCuando hablamos de networking pensamos principalmente en dos situaciones, la primera es acudir a muchos eventos y cambiar cromos, perdón, tarjetas, y cuantas más mejor, a diestro y siniestro, y eso nos echa para atrás porque parecemos los chicos que se ponen en la puerta del metro a repartir folletos de clases de inglés, y el segundo es en las redes sociales, en donde tratamos a toda costa de conseguir amigos o seguidores.

Pues bien, networking no es eso ni de lejos. El Networking es una disciplina que se escribe con mayúsculas, tiene su fundamentos y sus objetivos y por supuesto, si se hace correctamente, da resultados muy interesantes.

Networking va de personas, y por tanto de seres que son como tú, que tienen una vida personal y profesional, que tienen problemas, inquietudes y objetivos, que sienten y necesitan relacionarse. El Networking va sobre todo de eso, de personas, y no de clones, de cyborgs a los que tratar de forma automatizada sino personal.

Y para ello os pondré un ejemplo sencillo, imagina por un momento que esos followers o amigos que tienes en twitter o facebook dejaran de llamarse José Gómez o Alicia Pérez y todos ellos fueran CL72DJ33, hJ2T*wQ4B o Traktwerbgy y en vez de tener una foto suya, solo vieras un avatar, un dibujo, un icono, ¿te sentirías que hablas con personas o te parecería que lo haces con “otra cosa”? Efectivamente la percepción cambiaría de inmediato, de hecho al principio de internet, en aquellos años en que los chat eran la novedad funcionaba así, solo con nicks y avatares que nada decían de nosotros, pero todo aquello quedó atrás y vivimos el momento de las redes sociales donde hablamos de persona a persona y aunque algunos se siguen refugiando detrás de esos nicks anónimos y sus avatares, cosa que quede claro que respeto pero no comparto, el resto no y eso ha enriquecido toda la conversación.

Pues esa es la base del Networking, estar concienciado que son personas y por tanto tratarlas como tal en todo momento. Y partiendo de eso, no solo poder conocerlas bien, conocer a que se dedican, sus objetivos sus inquietudes y necesidades, sino lo más importante, averiguar en qué les podemos ayudar.

saludo manosY en esa relación digital se va estableciendo un lazo que nos va uniendo con algunas de esas personas, se va creando una relación que en muchos casos suele ser muy intensa, pero que nunca estará completa, falta algo. Y ese algo es la relación offline, es decir, conocerse personalmente, verse, escucharse, sentirse, poder mirarse a los ojos, darse un apretón de manos, un abrazo o un par de besos y hacerse una foto juntos. Eso es insustituible, es imprescindible, un buen networker sabe que eso intensifica esos lazos que han nacido en el mundo online y que sin ello todo lo demás no está completo y puede desaparecer en cualquier momento.

Somos seres relacionales y por tanto necesitamos a otros, pero el mundo digital en general y las redes sociales en particular, nos aportan mucho valor, nos abren miles de posibilidades de relación y eso es fantástico, me encanta que eso sea así, pero hay que salir y tomarse un café con ellos y conocerse personalmente. Sin ello, esa relación no es de verdad Networking, solo son bits, muy intensos pero bits, y nuestras células no entienden de bits.


Escribe un comentario


Artículos relacionados