Hacer email marketing en tiempos de competencia

Las empresas se deben a sus cuentas de resultados, antes o después sin beneficios no hay vida. El problema está en la estrategia para lograr los resultados pretendidos, y ahí entran las famosas 4 P del marketing, que han estado en plena vigencia durante unas cuantas décadas y siguen siendo importantes, pero desde hace un tiempo no son las únicas a tener en cuenta ya que el mundo digital lo ha cambiado todo y nos guste o no, internet y el correo electrónico han entrado en nuestras vidas para siempre, y así tenemos desde publicidad online de diferentes formatos y estrategias hasta campañas de  envío masivo de mail para llegar a todos nuestros clientes, suscriptores o personas con las que hemos tenido relación a lo largo del tiempo y nos han dejado su correo de una u otra forma.

Hacer campañas de email marketing es como todo, hay que conocer las reglas, diseñar las estrategias adecuadas al tipo de target al que nos dirigimos, (porque no es lo mismo si se trata de clientes o de prospectos), y disponer de herramientas para poder llevarlo a cabo. Es decir, aprender cómo funciona este medio, hacer un buen diseño y contenidos sugerentes y apoyarte en una web que te provea de herramientas prácticas y sencillas de usar para que no sea un quebradero de cabeza. Me refiero a las que permiten crear newsletter, enviar mailings, gestionar tu lista de suscriptores y analizar tus campañas de email, todo ello sin publicidad en las newsletters, sin límite de envíos diarios, sin limitación de funcionalidades y con soporte incluido. ¿es mucho pedir? a día de hoy no lo es.

 

 emailing

Evidentemente todos estamos recibiendo actualmente muchos emails diarios con publicidad y promociones que no nos interesan, y en la mayoría de los casos ni abrimos esos correos, pero eso no quiere decir que si tienes clientes o suscriptores interesados en lo que haces o vendes, vayan a dejar de leer lo que les envíes, todo lo contrario, lo agradecerán, pero para ello debes conseguir que perciban que estás enfocado en sus intereses y no en los tuyos, que vean que les aportas valor con esas newsletter o correos electrónicos, y por eso es importante generar esos contenidos de calidad, tener alguna promoción  que comunicar, o hacerles llegar algunas novedades de los productos o servicios que ofrecemos al mercado y que muchos de ellos ya han comprado.

Ahora la competencia es terriblemente mas dura que hace un par de décadas, hay muchas mas empresas compitiendo en cada nicho de mercado, y por tanto debemos diferenciarnos de los demás y tener totalmente claro que el cliente es el centro de todo y que no admitirá nada que no sea lo que él quiere, necesita o aspira conseguir. Hay marcas que aun no se han enterado de este cambio y siguen con las estrategias del siglo XX sin darse cuenta que estamos en 2019 y el mundo ha cambiado.

No estoy diciendo ni mucho menos que debamos spamear de continuo, todo lo contrario, digo que debemos planificar una periodicidad para las newsletter en función de lo que esos clientes están dispuestos a aceptar, o si son comunicaciones sin fecha, no sean abrumadoras en la frecuencia. El email marketing sigue funcionando pero sabiendo aportando valor, sabiendo escribir un asunto adecuado como cabecera del email, conociendo las reglas de juego de este sistema de comunicación tan particular, los porcentajes de apertura y el embudo de ventas de ese tipo de envíos. Así si, de otra forma va a ser difícil.


Escribe un comentario


Artículos relacionados